Una vez cosechados los melones se procede a su calibrado y envasado.

Contamos con una amplia experiencia y con la tecnología de calibrado más avanzada con la que seleccionamos los melones teniendo en cuenta unos determinados parámetros ya predeterminados, siendo algunos de estos parámetros el nivel de azúcar y el peso.

Terminado el proceso de equilibrado, se envían a la línea del envasado donde se colocan, normalmente en cajas de madera o cartón, se paletizan y seguidamente se introducen en cámara frigorífica para su perfecta conservación. 

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted